Hombre soltero a serio

Las nuevas generaciones no aspiran necesariamente a tener hijos, ni siquiera a vivir con su pareja, al menos, en solitario. Veinteañeros, treintañeros e, incluso, personas que sobrepasan los cuarenta viven en pisos compartidos. Parejas y amigos, juntos y revueltos bajo un mismo techo. Este es el modelo en ciernes de familia. Andrea y Charly, que son novios, viven juntos en un piso de tres habitaciones. Si han terminado una carrera y no pueden alquilar un piso porque no tienen dinero para salir de copas, puede generarse una sensación de frustración Todos ellos trabajan en profesiones liberales divididos entre la arquitectura y la publicidad. Son precarios, pero parecen felices. Los domingos comen todos juntos paella preferentementesuelen irse juntos de vacaciones y se cuidan mutuamente: acompañarse al médico, ir a cambiar los pantalones que se compró otro o planchar la camisa de alguien que va acudir a un evento y llega tarde. Incluso comparten una cuenta bancaria conjunta.

BBC News Mundo Navegación

A lo largo de mi vida he amado y he perdido, a veces he ganado, y los extraños siempre han sido amables. Pero parece que la mía es una vida de bendita soltería. Y no me ha importado.

Inseguridad emocional

Esas fueron cuatro opiniones de diferentes personas, sin embargo, todos coincidieron en lo mismo. A la disminución de matrimonios, se suma que entre a los divorcios aumentaron. Entre esas estadísticas hubo parejas mayores de 40 años que, pese a la gran cantidad de años caminando por el mismo vereda, determinaron continuar sus vidas por caminos distintos. Nos casamos enen tuvimos a nuestra primera hija y en la segunda. En con 40 años, Marisol y su esposo decidieron separarse. Pese a la separación, para Marisol denial fue un gran problema rehacer su vida amorosa, eso sí había una condición.

GQ Recomienda

Su historia y su lucha es la de las miles de madres solteras en España una de cada diez familias es monoparental que cada fecha luchan por sacar adelante no únicamente a sus hijos, sino su propia vida personal y profesional. Las barreras para encontrar el amor o un trabajo que permita conciliar y llegar a fin de mes son únicamente dos de los grandes retos a los que se enfrentan superheroínas como Lorena cada día. Lorena Santamaría Vitoria, soñaba con ser madre desde perfectamente pequeña. No sospechaba el giro que daría su vida justo un mes después. Se quedó embarazada. El artífice de su bebé soñaba, como ella, con tener hijos joven, pero denial en esa situación -la familia del chico ni siquiera sabía de su relación con Lorena- y el alarma a la presión de su ambiente le llevó a romper. Lorena vivió su embarazo en solitario en Holanda y no regresó a España aun el octavo mes de embarazo Lorena comunicó la noticia a su lecho -la futura abuela- desde Holanda por Skype. Siempre había alguien dispuesto a acompañarme al médico.

“Quedarme embarazada fue un shock. Soñaba con ser madre joven pero no fue planeado”

Justo el tiempo para decidir: Dieta férrea, dos horas de gimnasio todos los días y cuatro sesiones de rayos UVA por semana. Lo que antiguamente le parecía estimulante ahora es motivo de aburrimiento. Comienzan a aflorar las frustraciones y también ella decide: Tengo que dar un giro a mi vida. Algunos la definen como explosión, otros sencillamente hablan de cambios en las perspectivas de futuro. En cualquier caso, puede convertirse en una límite importante y determinar los años venideros. Porque cruzando esa frontera se suelen tomar algunas decisiones capitales en relación con la vida personal, familiar o profesional. Muchos especialistas, de todas formas, la señalan como periodo crucial y coinciden en que mujeres y hombres lo suelen vivir de forma distinta. El doctor Fernando Bandrés, experto en Biomedicina y profesor de la Facultad Complutense de Madrid, sostiene que el problema es que ambas edades estén desfasadas y matiza que, desde un punto de vista fisiológico, tomar los 40 años como referencia se ha quedado anticuado. Superada esa edad, por ejemplo, se pueden registrar trastornos del metabolismo o del sueño y un aumento del cansancio que desmiente algunas convicciones: Creía que era inmortal, empero no es cierto.

0 comentarios

Dirigir un comento