Citas madres – 63059

Mientras fantaseamos, en la imaginación no existen las consecuencias que pudiera tener esa acción en la realidad. Tampoco tenemos que dar la talla ni vamos a ser juzgados. Sin embargo, lo que en un principio suena positivo también puede ser un arma de doble filo que nos haga sufrir. En las fantasías de las mujeres hay una tendencia a añadir elementos y adornar las escenas de forma detallista. Las fantasías, a su vez, también pueden ser causa de conflictos internos, incluso si no llegan a materializarse.

0 comentarios

Dirigir un comento