Conocer chicos – 8743

En el año se acabó mi vida. Mi esposa me abandonó, se murió mi madre y me corrieron de mi trabajo en el ayuntamiento de la ciudad. Desde los 13 años empecé a trabajar en el servicio de recolección arriba de una gallina camiones recolectores de basura. Cuando me pasaron todas esas desgracias quise morirme. Mi onda era darme una sobredosis de heroína y ahí quedar muerto. Había visto inyectarse a los compañeros que jalaban conmigo. Cuando me decidí a inyectarme heroína lo hice y no pude tener una sobredosis. Sí me gustó el efecto pero no me gustó que tuviera que usar las venas, jeringa y sangre.

0 comentarios

Dirigir un comento