Conocer hombre venas

Llegué unos minutos tarde y la vi hablando con un hombre. Parecían tener un secreto. Pero me había dicho que iba a ir a nuestra cita sola, así que me pareció extraño. A poca distancia, el hombre la seguía. Le envié un mensaje a través de WhatsApp para avisarle que la estaba esperando y preguntarle si todo estaba bien.

Únete a la conversación

A los 55 años siento que soy una sobreviviente. Hay cosas que ya no puedo hacer: viajar en subte por ejemplo, porque si estoy en un lugar encerrada es como si alguien desde arriba mío no me dejara respirar. Pero no solo por haber sido penetrada por miles de tipos, sino por haber visto lo que pasa en la calle. Quince años después, a Delia Escudilla también la atraviesa el desconsuelo cuando comparte su historia con Infobae. Su biografía es el drama de una madama que, después de quedarse sin trabajo como empleada doméstica, mantuvo sola a sus tres hijos con el dinero que les cobraba a entre 12 y 15 hombres por tarde en un hotelucho inmundo de Constitución. El origen Nació en Chaco y a los 16 años se vino a Buenos Aires.

0 comentarios

Dirigir un comento