Conocer personas chillan

Es algo que les pasa a muchas de las personas con las que trabajo y que yo también sufrí durante mucho tiempo. Es decir, que no te hace sentir mal quien quiere, sino quien puede. Así es, nadie tiene el poder de alterarte. Lo segundo que necesitas saber es que nadie tiene derecho a hacerte sentir mal. Y da igual lo que esa persona considere que has hecho mal o lo que crea que tendrías que haber hecho diferente. Y son éstas: Valorarte como te mereces.

Enlaces accesibilidad

Empero no me conformo. Pero hoy me he levantado guerrera, me he concertado de esto y de mi Yahvé y he dicho: pues voy a llevarle la contraria al mundo. Que a mí también me lían mis amigos cuando salgo y que si estoy agusto elijo ese cubata y esas risas antes que unos abracitos en la cama con mi galán. Que a mi también me da pereza, a veces, hablar de afectividad contigo y que en muchos momentos solucionaría las discusiones haciendo el amor como locos y punto. Que me da miedo el compromiso y dejar que te cueles en mi biografía y que sin darme cuenta llegue ese día en que ya seas parte de ella y no pueda huir porque ya no me la imagino sin ti. O que me da miedo empezar una historia y que pase el tiempo y me aburra. Que odio planchar y por eso se me acumula una pila de ropa, porque nunca encuentro el momento para ponerme a hacerlo. Que a veces soy un desastre y pospongo lo de limpiar la apartamento una semana. Y por cierto, alergia ir de compras.

10 respuestas a «Frases cortas bonitas»

Me gustaría conocer tu opinión una tiempo revises este DVD. No la llames la Pulgui, se enfada. Me has empujado. No, aquí sirven los mejores gintónics de Móstoles. Los mejores. Nos encanta venir. Lo que proyectamos nos acaba sucediendo.

0 comentarios

Dirigir un comento