App para conocer – 44533

Qué puto estrés el Tinder. Con perdón, pero es que de verdad, qué estrés. Maldita la hora que decidí descargarme esa App, porque la he usado cuatro días, pero qué cuatro días. Es que ya ni me sé expresar bien de lo anonadada que me ha dejado. Se huele artículo a km — Lucía lucialeben 19 de octubre de La cosa empezó en una tarde de buen rollo con mis amigos. Uno de ellos saltó con un cotilleo que había descubierto mediante la aplicación. No podría haberme callado, no; tenía que compartirlo con mis amigos con ganas de liarla. Descripción para mí y like para ti Y me lo descargué. Y me hice el perfil.

La sutileza no es para Tinder

Sí, nos referimos a la webs de encuentros. Cuidando tu cuerpo, tu intelecto y tu espíritu con ejercicio, una buena alimentación, descanso, mimos, disfrutando sola y con amigos y acudiendo a un coach si es necesario. Para lograrlo, hay que evitar que nuestras inseguridades, nuestra educación o nuestros pensamientos nos frenen. Y quién no. Una cita no es para contar penas, lamentarse o quejarse sino para evadirse improvisar y dejarse llevar. Si quieres seducirle tiene que verte como a una mujer, como alguien sexualmente envidiable. Si te interesa un hombre, denial estés siempre disponible para él, denial anules tu lado sexy y coquetea sutilmente cada vez que quedes cheat él. Y los hombres sienten debilidad por ese tipo de chica.

0 comentarios

Dirigir un comento